El alcalde de Elche defiende una reforma profunda de la Constitución para adaptarla a la sociedad del siglo XXI

El alcalde de Elche, Carlos González, ha abogado esta mañana por “una reforma constitucional profunda para afrontar los graves problemas del presente y los retos del futuro”, durante su discurso institucional en el Salón de Plenos del Ayuntamiento con motivo del Día de la Constitución en el que el rector de la Universidad Politécnica de Valencia, el ilicitano Francisco Mora, ha pronunciado la conferencia “Razones para blindar la educación en la Constitución” y recibió el Ram d’Or. También se han entregado las medallas de plata del Bimil.lenari.

 

Carlos González ha destacado que “la Constitución de 1978 es el punto de partida de la democracia española cuyo marco jurídico y político ha posibilitado los mejores años de nuestras historia”.  No obstante, ha señalado el alcalde, “el 69,6% de los españoles es partidario de una reforma constitucional, opinión con la que me siento plenamente identificado”.

González defiende la reforma “para enfrentarnos a los desafíos de la grave crisis de convivencia provocada por el independentismo catalán y a las exigencias de perfeccionamiento de nuestras instituciones y del propio sistema democrático; para fortalecer nuestro compromiso europeísta y avanzar en la igualdad entre hombres y mujeres; para perfeccionar nuestro sistema autonómico y reconocer a los municipios como administración esencial para el progreso y el bienestar colectivo. Una reforma que, sobre todo, sea producto de la misma altura de miras y de la misma voluntad de concordia y espíritu de consenso con el que se alumbró la Constitución en aquellos apasionantes años de la Transición”.

Unos cambios, en definitiva, ha asegurado el alcalde, “que permitan adaptarla a la sociedad del siglo XXI, que nos permita seguir teniendo una Constitución de todos y para todos y todas, donde encajen todos los territorios y todas las formas de sentirse español”.  

Derecho a la educación

Por su parte, el rector de la Universidad Politécnica, destacó durante su intervención lo acertado que fue hace 40 años que los ponentes de la Constitución recogieran la importancia de la educación en los artículos 27 y 43 que, entre otras cuestiones, recogen que todos tienen el derecho a la educación y que los poderes públicos fomentarán la educación sanitaria, la educación física y el deporte.

Debemos estar orgullosos de la extensión de la educación a toda la sociedad. Hace 40 años estábamos en la segunda o tercera división europea. Ahora estamos en la primera, aunque no sea en la cabeza de la tabla. No está mal. Hay quien se fija en que por fin estamos en primera división; otros, en cambio, destacan que estamos en los últimos lugares. Tal vez el mensaje más equilibrado es que hemos mejorado, pero no lo suficiente. Se ha extendido la escolarización hasta los 16 años, contamos con un nuevo modelo de formación profesional y se ha impulsado un amplio proceso de descentralización educativa”, ha señalado Francisco Mora.

El rector de la Politécnica se pregunta ¿cómo debe ser la educación en las próximas décadas?. “El terreno educativo, inevitablemente, va a sufrir cambios drásticos que ya han empezado a vislumbrarse debido a tendencias como la imparable globalización y la tecnología de Internet y los dispositivos móviles, que implica el libre acceso a la formación y a la información. El nuevo entorno demanda ciudadanos del mundo, políglotas y multiculturales, con capacidad y ganas de aprender e innovar y de adaptarse a los cambios de manera rápida”, ha explicado Mora.

El rector ha hecho un llamamiento para que “la Universidad y la Ciencia pasen a formar parte de las prioridades políticas reales del país, llenando de coherencia un sinfín de discursos huecos, y que exista una presión firme de la sociedad sobre esta decisión política”.

En la coyuntura actual necesitamos una hoja de ruta que nos permita salir de la situación de impasse en que estamos y dirigirnos resueltamente hacia la transformación de la escuela. Es una solución que exige cesiones a todos, pero que resuelve problemas que afectan a todos también. Y, lo que es más importante, que respeta el fundamental derecho a la educación: el que tienen nuestros niños y niñas, los adolescentes, a ser bien educados. Creo que los ciudadanos agradecerían a los políticos que demostraran su responsabilidad firmando una hoja de ruta para un pacto, tal y como hicieron hace 40 años los redactores de la Constitución”, ha planteado Francisco Mora.


Entrega de distinciones

El acto institucional fue seguido por numeroso público en el Salón de Plenos y en la contigua Sala del Consell y con el Equipo de Gobierno y la mayoría de la Corporación presente. Las distinciones fueron entregadas por el alcalde, la concejala de Relaciones Institucionales, Mireia Mollà, y el edil de Deportes, Jesús Pareja.

El alcalde ha destacado durante la entrega del Ram d’Or a Francisco Mora, que el rector dela Universidad Politécnica “trabaja cada día convencido de que la suiya no debe ser una universidad más sino un gran centro de estudios con una apuesta decidida por la investigación, la formación actualizada y la vanguardia académica”.

Asiimismo, han recibido la medalla de planta del Bimil.lenari :

Ismael CalatayudSantos, fundador de la Unión Ciclista Ilicitana hace 50 años, por toda una vida dedicada a la promoción del ciclismo en Elche; José Antonio Román Marcos, Mestre de Capella del Misteri d’Elx por una vida dedicada al engrandecimiento del Misteri, nuestra seña de identidad por excelencia: Club Deportivo El Altet, como reconocimiento al club amateur más antiguo de Elche; Asilo de San José, Hermanitas de los Ancianos Desamparados, por una labor extraordinaria en el asilo, a punto de cumplir los cien años de actividad solidaria y socia, que se inició en febrero de 1919; y Sara Marín Fernández, del Club Deportivo Algar, una gimnasta que ha llevado el espíritu de superación deportiva hasta el máximo posible.  

 

2018-12-07T01:21:03+00:00 7 diciembre 2018|Categories: Noticias|Tags: |